¡Pide hotcakes, cocina en casa y DISFRUTA! 

Pastel helado de crema de almendra


Dificultad

Fácil

Preparación

1 hora

Porciones

Individual

Ingredientes:

Crust de chocolate y almendra

  • 2 tzas de harina de almendra Morama
  • 1/4 tza de cocoa en polvo
  • 1/4 tza de aceite de coco derretido
  • 1/4 tza de miel de maple

Relleno de crema de cacahuate

  • 1 tza de crema de almendra Morama
  • 2 cdas de chía
  • 1/3 tzas de miel de maple
  • 1 1/4 tza de miel de coco
  • 1/3 tzas de crema de coco
  • 1/4 tza de aceite de coco

Procedimiento:

  • Precalienta el horno a 180 ° C (350 ° F). Aplica un poco de aceite de coco derretido sobre un molde circular de 9 pulgadas con fondo removible (¡esto hace que sea más fácil desmoldar la corteza, especialmente si la horneas!). 
  • En un bowl grande, agrega harina de almendra, cacao en polvo, aceite de coco derretido y miel maple.
  • Usa tus manos para amasar los ingredientes durante unos 90 segundos. Exprime bien todos los ingredientes y crea una masa de pastel pegajosa. No tiene que formar una bola, ya que es una presión en la corteza, pero asegúrate de que la masa sea consistente y pegajosa.
  • Lleva la masa al sartén y presiona la masa para cubrirlo por completo. Asegúrate de no dejar agujeros o se agrietará en esas áreas cuando se hornee. Usa el reverso de una cuchara para alisar la superficie.
  • Hornea la masa durante 15-20 minutos a 180 ° C o congela durante 10 minutos si prefieres que tu pastel esté crudo. Mientras tanto, prepara el relleno de crema de almendra.
  • En una licuadora, agrega todo los ingredientes del relleno de crema de almendra. Licúa a alta velocidad hasta que forme una pasta espesa y pegajosa. Si es demasiado espeso y difícil de mezclar, agrega un poco más de leche de coco hasta 1/4 taza. Mezcla siempre entre cada adición.
  • Si horneas la corteza, retira el pastel del horno y enfría durante 15 minutos en el sartén, luego empuja el fondo removible para liberar la corteza del pastel fácilmente. Es posible que tengas que aflojar los costados de la corteza con la punta de un cuchillo afilado para asegurarte de que se desmolde sin romperse por los costados.
  • Cuando la corteza esté a temperatura ambiente, vierte el relleno de crema de almendra en la corteza de la tarta. Si congelas la corteza para hacer el pastel de crema de almendra sin hornear, simplemente saca el pastel del congelador y vierte el relleno inmediatamente, eso está bien si la corteza está muy fría.
  • Extiende uniformemente el relleno de crema de almendra sobre la masa de pastel.
  • Refrigera 30 minutos y luego decora con trozos de cacahuate y crema de almendra.